Menú Cerrar

No nos merecemos un “decano/cuñado”.

“…es un Colegio excelente, es un Colegio excelente…”

José Mª Alonso cree que Vox no es extrema derecha porque no pone en duda la Unión Europea ni la aplicación de la Constitución.

El 25 de junio pasado José Mª Alonso, en su condición de decano, mantuvo un encuentro informativo con la prensa especializada en la sede del ICAM; la noticia se publicó en la web colegial [1], pero no busquemos en ella información sobre el titular que generó en todas las agencias de prensa y medios digitales e impresos: “El decano de los abogados madrileños desvincula a Vox de la extrema derecha europea” [2]; “Alonso, decano del Colegio de Madrid sobre Vox “No es extrema derecha[3]; “El decano del ICAM desliga a Vox de la extrema derecha europea y apoya que entre en gobierno si respeta “reglas”[4]; “Vox no es como otros partidos de extrema derecha europea” [5]. Como acostumbra la web del ICAM está al servicio de la Junta de Gobierno y del “culto a la personalidad” del decano y no al servicio de la información de colegiados/as.

En la prensa pudimos conocer otras manifestaciones del decano sobre Vox: “Si Vox sigue diciendo barbaridades es mejor que no se pacte con ellos”[6]; les pide que “…no digan barbaridades en materia de género”[7].

 

Ya es sorprendente que un decano del ICAM, hablando en tal condición y en un acto pagado por el ICAM, se permita realizar opiniones políticas personales y tolerantes, implicando al ICAM y a sus colegiados/as en su lamentable opinión, sobre un partido del que las manifestaciones públicas de sus responsables y programas políticos conocidos son un compendio de xenofobia e insultos y desprecio a la mujer y al diferente, reivindicación de la abolición de leyes de igualdad y LGTBI, defensa de la educación desigual, etc,. Sólo por dar algunas pinceladas recordemos que para el coordinador de Vox en Sevilla en las pasadas elecciones municipales las feministas son “zorras machorras”, e Izquierda Unida una “panda de comerabos” [8] y el portavoz de Vox en el Parlamento de Andalucía manifiesta que “El feminismo radical de izquierdas lo forman lesbianas violentas y resentidas misándricas que se llevan el dinero público” [9]; varios de sus diputados y diputadas reivindican la libertad para “llevar a terapia a los hijos gays” [10].

El desprecio y el insulto, en contra de lo que opina el decano, no se limita a cuestiones de género pues se extiende a las instituciones: el fallo de la sentencia de “la manada” publicado por la Sala de lo Penal del Tribunal Supremo es para el portavoz de Vox en el parlamento andaluz “…una sentencia dictada por la turba feminista supremacista…”  y “…un torpedo contra la heterosexualidad…” [11]. La Ministra de Justicia en funciones ha sido agraciada por el portavoz de Vox en la Asamblea Regional de Murcia que la denominó “tiparraca”, manifestando que “De una p*** sólo puedes esperar putadas” [12], posteriormente, por si no se había entendido,  aclaró que había utilizado una frase “…que se utiliza en los ambientes policiales cuyo significado no viene a ser sino que nadie puede actuar de manera diversa a su naturaleza”. Del Tribunal de Justicia de la Unión Europea dice Ortega Smith-Molina que está obligando “…a España a soltar terroristas, pederastas o asesinos múltiples…” [13]. La lista es interminable y nadie que no siga las noticias puede ignorar el insulto y la descalificación permanente que dirigen incluso a los partidos políticos con los que pretenden pactar.

Pero como el decano pone el límite de la extrema derecha en el respeto a la Unión Europea y la Constitución habría que recordarle que Vox pretende acabar con el Estado Autonómico, núcleo fundamental de la Constitución; que promueve el cierre de periódicos y emisoras de TV que cree que no son afines (La Sexta) [14] y que rechaza en sus ruedas de prensa y declaraciones a la prensa y medios informativos que le disgustan [15], atacando el derecho de información y la libertad de prensa, y propugnando la prohibición de los partidos que no crean en la unidad de España o no renuncien al marxismo [16], calificando a algún representante político como peligroso “…porque oculta su verdadera bilis, una bilis antiespañola, radical, izquierdista y tremendamente peligrosa para nuestro país” [17]. No es cuestión de hacer este artículo interminable y seguir realizando citas de lo que a diario escuchamos todos aquellos que no nos informemos sólo por medios como “Forocoches” o similares y que son un compendio de ataques, menosprecios insultos y avisos de vulneración de derechos fundamentales en caso de que “toquen” poder.

No dejemos de considerar la “excusa” del decano sobre el respeto a la Unión Europea por parte de Vox que la hace diferente a la extrema derecha. De nuevo la desinformación, si no la ideología, son los únicos argumentos de esta afirmación. Vox está en contra de la defensa común europea que supondría la “disolución de España”, “¿Nos van a mandar a hacer las guerras que decidan los franceses y alemanes?. Nos basta con el ejército español. No queremos disolver España en la fantasía totalitaria de los burócratas de Bruselas, Berlín y París” [18]; está en contra de la jurisdicción del TJUE “Un gobierno de Vox jamás hubiera aceptado que un tribunal extranjero obligara a España a soltar terroristas, pederastas o asesinos múltiples” [19] y en contra del carácter supranacional de la UE “…primacía de la Constitución sobre el derecho comunitario…”, “…y rechazo de imposiciones comunitarias incompatibles con la voluntad del Gobierno y de las Cortes Generales” [20].

Vox defiende en la Unión Europea el modelo que propugna el Grupo de Visegrado [21], formado por Hungría, Polonia, República Checa y Eslovaquia, todos ellos gobernados por partidos nacionalistas populistas de derecha que propugnan el fin de la inmigración y de la política de cuotas en la Unión Europea, la primacía de los parlamentos estatales sobre la Unión Europea, que, para ellos, es un poder foráneo que busca alejar a los países europeos de sus valores tradicionales y patrióticos, el fin del derecho comunitario en todo lo que se refiera a derechos políticos y sociales, etc.. Es significativo que Polonia y Hungría están sujetos a un expediente de infracción de los valores comunitarios conforme al artículo 7 del Tratado de la UE por vulneración de los derechos individuales y comunitarios de sus nacionales y prácticas antidemocráticas.

               ¿Acaso nuestro “decano/cuñado” desconoce todo esto?, ¿lo  desconoce también su asesor de comunicación? (ese a quién pagamos a precio de oro y que incumple sus obligaciones con el Registro Mercantil respecto de la sociedad interpuesta por la que le contrató el ICAM). ¿Es posible que se pueda blanquear con tanta ligereza a un partido como Vox del que se conoce todo lo expuesto y mucho más cuyo listado se haría interminable?.

El ICAM no se merece un decano que actúe así, sin defender frente a Vox el Estado de Derecho, el Gobierno del Estado, El Tribunal Supremo, El TJUE, todos esas instituciones a las que convoca constantemente a actos para generar noticias que le hagan estar permanentemente presente en los medios informativos. El ICAM (el mayor colegio profesional de Europa, el colegio que busca la excelencia, etc., lo que no pierde ocasión en repetirnos) no puede quedar expuesto a que un día nos encontremos, en el desayuno jurídico convocado por el decano, a Santiago Abascal invitado para exponernos su opinión sobre los problemas y soluciones de la Justicia. Ya nos imaginamos el diálogo:

  • Decano: “Nos acompaña hoy D. Santiago Abascal, Presidente de Vox, para exponernos su solución a los problemas de la Administración de Justicia. D. Santiago, tiene la palabra”.
  • Santiago Abascal: “VivaEgPAÑA”.
  • Decano: “Muchas gracias por su intervención, abrimos el debate sobre las ideas enriquecedoras que nos ha aportado”.

Grupo de trabajo de Asuntos Colegiales de ALA.

Madrid, 27 de junio de 2019.

 

[1] Web ICAM, Actualidad, 25 junio 2019, José María Alonso: “Los baremos del Turno de Oficio serán el gran caballo de batalla de esta legislatura”.
[2] El plural.com, miércoles 26 de junio de 2019.
[3] Confilegal, 25 junio 2019.
[4] Europa Press 25 junio 2019.
[5] La Vanguardia, 25 junio 2019.
[6] Cinco Días, 26 junio 2019.
[7] Confilegal, 25 junio 2019.
[8] El plural.com, 14 junio 2019.
[9] Huff. Post, 3 diciembre 2018.
[10] El Español, 4 junio 2019.
[11] Diario de Sevilla, 22 junio 2019.
[12] ABC, 24 junio 2019.
[13] Moncloa.com, 17 noviembre 2018
[14] 20 minutos, 20 abril 2019.
[15] La Vanguardia, 3 junio 2019
[16] Público, 18 marzo 2019.
[17] Público, 18 marzo 2019.
[18] Santiago Abascal, tweet 14 noviembre 2018.
[19] Vox, tweet.
[20] Vox, programa político 2018.
[21] El Confidencial, 21 febrero 2019.

Deja un comentario