Menú Cerrar

Ángeles Chinarro: “Ribón ni siquiera es capaz de cumplir las normas y Ospina tiene detrás a Vox”

La candidata al ICAM por ALA, asociación de corte progresista, defiende la gratuidad de la formación para los abogados de oficio y de reciente colegiación

Ángeles Chinarro, presidenta de la Asociación Libre de Abogadas y Abogados (ALA), representa al sector progresista de la abogacía madrileña. Concurre a las elecciones a la Junta de Gobierno del Colegio de la Abogacía de Madrid (ICAM) junto a Pedro Feced, quien se presenta al cargo de vicedecano. En esta entrevista en Cinco Días, Chinarro prescinde de eufemismos al hablar de la situación de la institución, que conoce de cerca por su actividad en ALA, y del resto de candidatos.

¿Por qué se presentará como decana a las próximas elecciones a la Junta de Gobierno del ICAM?

Nosotros planteamos crear una plataforma para presentarnos a las elecciones porque ALA, donde soy presidenta actualmente, ha concurrido a casi todas las elecciones desde su creación. Somos una asociación que participamos en la idiosincrasia del colegio, en las juntas generales, hacemos proposiciones, velamos por que se gestione bien el dinero… Y los compañeros han decidido que mi perfil se acomoda a lo que estaban buscando.

¿Cree que la gestión del colegio ha sido adecuada durante estos cinco años?

Si le pusiera una calificación sería la de muy deficiente. Alonso ha hecho un mandato dirigido exclusivamente a la gente que lo apoyó en su día. Ha ejercido un decanato por y para los grandes despachos. Todos los que integramos la abogacía de a pie, que representamos un 85% de todos los colegiados y colegiadas, nos hemos visto bastante desamparados. Ahora llama la atención que de su propia junta salen tres candidatos (Eugenio Ribón, Juan Gonzalo Ospina y Raúl Ochoa) que se hacen los adalides de la bandera de la regeneración, pero una se pregunta por qué todas esas propuestas que están avanzando ahora no las hicieron antes; por qué cuando las hemos propuesto nosotros las han votado en contra.

Usted quiere que el ICAM “pase a manos de los y las abogadas de a pie”. Según su opinión, ¿en manos de quién está el colegio actualmente?

De los grandes despachos. El decano actual tiene un papel muy importante dentro del arbitraje internacional y ahí se mueven muchos intereses económicos. Nos sentimos olvidados. ¿Tengo menos derechos yo, como pagadora de cuota, que el despacho que está en el Paseo de la Castellana?

¿Cuáles son, a su juicio, las principales necesidades de los “abogados de a pie”?

Muchos de estos abogados sobreviven gracias al turno de oficio, que tiene unas reivindicaciones históricas, que son que nos paguen. Pero que nos paguen puntualmente y que la retribución sea acorde con el precio de mercado. Hay macrocausas por las que nos están pagando 300 o 400 euros de los que hay que descontar el IRPF. Los abogados que viven del turno tienen una gran dificultad para llegar a fin de mes. Al final somos profesionales pobres.

La participación en las elecciones tradicionalmente ha sido bajísima. En las últimas elecciones apenas votó un 7,2% del censo. ¿Por qué cree que ese porcentaje de “abogados de a pie” no acude a votar en masa?

Porque se establece un único centro de votación, y aunque el horario es amplio, no está cerca de ninguna sede judicial. Hay que plantearse el caso de un abogado con despacho en Aranjuez, para el que ir a la calle O´Donnell le tira para atrás. Imaginemos que en las elecciones generales la gente de Burgos, Palencia o Sevilla tuviera que venir a votar a Madrid. No votaría.

¿Qué va a hacer para fomentar la participación?

ALA ha solicitado al colegio que se constituyan mesas electorales en las principales sedes judiciales de la Comunidad de Madrid en lugar de votar solo en un sitio. La junta actual, donde están estos tres candidatos (Eugenio Ribón, Juan Gonzalo Ospina y Raúl Ochoa) ha dicho que no porque no les interesa. Tienen miedo a la participación.

Ospina también pidió más delegaciones para que los abogados acudieran a votar.

¿Por qué votó que no cuando estaba en la junta? Hay cosas que la gente dice cuando está en campaña, cuando dos días antes acordó no haber lugar…

¿Si llega a ganar se compromete a implantar el voto electrónico?

El voto electrónico tiene más miga de lo que parece. Durante este mandato ha habido una comisión para renovar y reformar los estatutos. En esa comisión se valoró el voto electrónico. Al principio los únicos votos en contra de implantarlo en las condiciones en las que se planteaba era ALA. Cuando se empezó a analizar la forma en la que se quería implantar, finalmente estaban todos diciendo que en esas condiciones era imposible implantarlo.

¿Cuáles eran esas condiciones?

No se garantizaba la integridad y confidencialidad del voto. Lo que se planteaba era que se pudiera votar con el certificado digital, pero en los grandes despachos quien maneja los carnés colegiales para ver las notificaciones es el personal administrativo. Ese personal podría votar. Esa forma de voto, que era la que planteaban, no era viable. Tienes que implantar un sistema que garantice que la persona que está votando es el colegiado, que el voto es personal, directo y confidencial. Lo que estamos combatiendo es que no haya posibilidad de voto delegado o la subrogación del voto.

Concurrirá a las elecciones junto a Pedro Feced como vicedecano. ¿Puede adelantar qué otros nombres también integrarán la candidatura de ALA?

Presentaremos la candidatura dentro del plazo y con posterioridad se proclamará al resto de las personas.

¿Pero será una lista paritaria o con mayoría de mujeres o de hombres?

De las 14 personas puede haber ocho mujeres y seis hombres.

Además de la Asociación de Laboralistas de Trabajadores y Trabajadoras de la Comunidad de Madrid, ¿se van a integrar otras entidades en su candidatura?

El Foro de abogados y abogadas de izquierdas (FAI-RAD).

¿La apoya alguna otra asociación de abogados del ICAM?

Apoyo explícito para que se tenga en cuenta su nombre no, pero sí implícitamente nos van a venir a apoyar. Son organizaciones que en su seno tienen bastante división ideológica y no pueden decir que nos van a apoyar.

Se lo preguntaba porque ALTODO, la asociación de abogados del turno de oficio, va con Ribón.

Es que Eugenio Ribón participa en la junta de Alonso porque ALTODO estaba integrada en la candidatura de Alonso y las personas que pusieron fueron a la vicedecana Begoña Castro, a la diputada Lola Fernández Campillo y a Eugenio Ribón. En su momento le lanzamos una invitación a ALTODO para concurrir juntos porque creíamos que ambas organizaciones representamos a la abogacía de a pie. Somos los que nos encontramos en los juzgados. ALTODO nos dijo que lo veían factible, pero estaban esperando a ver qué hacía Alonso. Alonso decide que no se presenta, su delfín es Eugenio Ribón y sería incongruente que ALTODO no apoyara a Ribón. Cuando le planteamos concurrir conjuntamente nos preguntaron qué nos parecía que nos encabezara Eugenio Ribón. De hecho, cuando negociamos con ALTODO no hablaban de programa. Nos pidieron formación, turno de oficio y deontología. Lo de deontología nos dejó un poco sorprendidos. ¿Qué habéis hecho?

¿Sabe qué va a hacer AJA, la agrupación de abogados jóvenes, que en las elecciones pasadas pidió el voto para Alonso?

No hemos hablado con ellos. Las noticias que teníamos antes de verano eran que apoyaban a Ospina, pero ahora parece que van con Eugenio Ribón. Esto es una cuestión de los intereses que tenga el presidente de AJA.

Considera que Ribón debe dimitir como diputado en funciones por haber anunciado su candidatura sin haber dejado el cargo. Él, sin embargo, defiende que las normas que ALA invoca se refieren a la renovación parcial del órgano de gobierno del colegio. Sin entrar en disquisiciones jurídicas, que en su caso debiera resolverlas el órgano competente, ¿por qué dice que su no dimisión “descubre a un candidato dispuesto a retorcer la legalidad en su beneficio para obtener ventaja sobre el resto de las candidaturas”?

Solamente tienes que ver el acto que le ha montado el ICAM con el Colegio de la Abogacía de Barcelona, donde le gritaban “presidente, presidente”, porque sigue estando como miembro de la junta y candidato a las elecciones. A mí no me va a patrocinar el colegio ningún acto. Ospina ha dimitido. Alguna cosa buena ha hecho… No estamos jugando con las mismas botas ni con el mismo balón.

Es decir, cree que Ribón está utilizando su cargo como trampolín electoral.

Absolutamente.

También ha criticado a otra candidata, Beatriz Saura, por proclamar su condición de copresidenta de la sección del ICAM de Compliance en la página web de su despacho y en un evento jurídico. Un extremo que, según ustedes, las normas del ICAM tampoco permiten. Ella sostiene que lo dice abiertamente en sus redes, por ejemplo, porque ciertamente es copresidenta de esa sección. A su juicio, ¿cuál es el problema de anunciarlo en las redes o web del despacho?

Es que está prohibido por el reglamento de secciones. Quien lleva este tema es Eugenio Ribón. En su día le presentamos un escrito con un listado en el que cerca de 40 presidentes y copresidentes incumplían expresamente la norma. Aprovechan su condición para utilizarlo en su página web y eso les da un marco de credibilidad de cara al cliente del que no dispongo yo. Por eso se establece el reglamento. Eugenio Ribón le dio carpetazo a la reclamación en dos días y dijo que no era para tanto. El problema es que si te saltas la norma no hay una sanción. ¿Qué dignidad de la abogacía vas a vender tú si ni siquiera eres capaz de cumplir la normativa?

¿Qué opinión tiene de los otros dos candidatos, Raúl Ochoa y Juan Gonzalo Ospina?

Ochoa, Ribón y Ospina son más de lo mismo. No han votado en contra de ninguno de los acuerdos alcanzados por la junta actual. Están vendiendo la moto de la modernidad, pero son el mismo coche de antes. A Ochoa no lo conozco personalmente, pero el que ha manejado el centro de formación ha manejado un presupuesto importante. Conozco personalmente a Ospina y a Ribón y son personas de trato cordial, lo que no puedo decir de Alonso, que es una persona bastante más autoritaria. Representan el mismo mensaje, pero más simpático.

¿Y de Beatriz Saura?

No la conozco. Es una persona que creo que el 20 de diciembre, cuando no gane las elecciones, desaparecerá. Desconocimiento real y absoluto de cómo funciona el colegio.

¿Y de Isabel Winkels, que se presenta con Ribón como vicedecana?

Ella estaba en el equipo de Sonia Gumpert. Han cogido a una persona que no estaba demasiado desgastada a nivel político dentro de lo que es el maremágnum del colegio.

De entre los cuatro candidatos que conocemos (Eugenio Ribón, Raúl Ochoa, Juan Gonzalo Ospina y Beatriz Saura), ¿le preocupan unos más que otros?

Ospina sabemos a quién tiene detrás…

¿A quién?

A Vox, a Okdiario… Las personas con las que está conformando su candidatura son de un sector de ultraderecha. Estoy convencida de que el turno de oficio, tal y como lo conocemos, se lo cargaría.

El medio que cita a usted la califica de “podemita”.

Nosotros somos una asociación de carácter progresista y totalmente independiente. Hay gente que vota al PSOE, a Unidas Podemos, a Más Madrid y otros que no sé a qué partido votan. Dirán eso porque Lorena Ruiz-Huerta, que estaba en ALA, fue diputada en la Asamblea de Madrid por Unidas Podemos, así como Alejandra Jacinto (que es diputada regional y coportavoz de Unidas Podemos en la Asamblea).

¿Cuáles son las principales medidas que propone?

Queremos que la formación sea gratuita para la gente que está en el turno de oficio porque hay algunos cursos que cuestan mucho dinero y nosotros prestamos un servicio público. También queremos que los cursos sean asequibles para los colegiados de nueva incorporación.

Eugenio Ribón ha anunciado lo que ha denominado “cuota cero”, que consiste en que el importe de la cuota se va a devolver al colegiado para ayudarlo a costear la formación…

Veremos a ver si la llevan a la práctica.

¿Cómo financiará su campaña? 

Nosotros nos financiamos con aportaciones de las socias y de los socios, vendemos lotería y el donativo lo donamos a la campaña. En cuanto empecemos con las aportaciones, las vamos a publicar, de forma que en la web se podrá comprobar quién dona, cuánto y en qué se gasta. ¿Nos habremos gastado en las campañas unos cuatro mil euros? En comparación con la campaña de Alonso con Alfonso Merlos… Nosotros somos los pobres.

¿Qué servicios va a usar para llegar al colegiado: call center, email marketing, automatización de mensajes por redes sociales, eventos…?

Redes sociales, donde tenemos bastantes seguidores, y reuniones en juzgados, despachos pequeños y medianos. Hay juniors que nos lo han pedido expresamente, aunque no creo que las hagamos en los grandes despachos, sino en la cafetería de la esquina.

Este verano ha saltado la polémica por la presunta opacidad en la gestión y las cuentas del CGAE: funcionamiento de comisiones y subcomisiones, dietas y viajes. ¿Confían en la institución?

Viendo como funciona el ICAM, cualquier cosa que haga el CGAE no me extrañaría en absoluto.

Publicado en Asuntos colegiales