Menú Cerrar

Adhesión a la campaña de Iridia por Andrés García Berrio

En la Asociación Libre de Abogadas y Abogados (ALA) nos hemos pronunciado en multitud de ocasiones contra las Leyes Mordaza. Los efectos de esta burorrepresión florecen todas las semanas en cualquier punto de la geografía. Ejemplo de ello son los eventos ocurridos el pasado 30 de enero, que motivan nuestra adhesión a la campaña de Iridia en defensa de Andrés García Berrio. A continuación reproducimos el Comunicado de la Asociación y hacemos nuestras las demandas de la campaña.

Fuente original
El sábado 30 de Enero la plataforma “Tancarem el CIE” llevo a cabo una concentración en formato de “Juicio Popular” frente al Centro de Internamiento de Extranjeros. Cuando la misma estaba finalizando, un fotoperiodista tuvo un problema de salud que le hizo desvanecerse. En ese contexto, el abogado y miembro de Irídia y Tanquem els Cies Andrés García Berrio quien estaba realizando tareas de mediación actuó para asistirle junto a la pareja de éste, una enfermera y una persona que tenia conocimientos de medicina. Se quedó junto a la pareja del fotoperiodista, debido a qué ésta se lo pidió en base a la relación de amistad existente.
 
En el momento en que llegó la ambulancia el jefe del operativo del Área de Recursos Operativos del cuerpo de Mossos d´Esquadra se dirigió hacia el letrado y le dijo, de malas maneras, que se fuera del lugar. Éste, le intentó explicar que quería quedarse cerca de la pareja del chico convaleciente porque ella se lo había pedido. El agente no solo no desistió en su actitud, sino que comenzó a increparle de manera desagradable. Le comunicó que le iba a denunciar por desobediencia a la autoridad y que le iba a identificar por las buenas o “engrilletado”, a pesar de que el abogado en ningún momento se negó a identificarse. Finalmente, no pudo acompañar en la ambulancia a la pareja del fotoperiodista y además se le comunicó que quedaba denunciado en aplicación de la Ley de Seguridad Ciudadana, conocida como “Ley Mordaza”, que podria implicar una sanción de 600 a 30.000 euros.
 
Ante los hechos acontecidos desde Iridia entendemos que la actuación policial fue desmedida y arbitraria, empeorando la situación de vulnerabilidad en que se encontraban el fotoperiodista y su pareja. Asimismo, entendemos que este comportamiento dista del esperable y exigible a todo agente policial, los cuales, en base al Código de Ética deben actuar con respeto, amabilidad y empatía defendiendo los derechos de las personas.
 
Asimismo, según tenemos constancia estaríamos ante la primera denuncia en aplicación de la Ley Mordaza en contexto de manifestación. Entendemos que la aplicación de la misma restringe derechos y libertades ciudadanas en el marco del derecho de reunión y manifestación. Además de haber sido fuertemente criticada por organismos estatales e internacionales, en la actualidad hay interpuestos varios recursos de inconstitucionalidad contra la misma así como un recurso directo ante el Tribunal Europeo de Derechos Humanos.
 
En base a todo ello, esta mañana hemos presentado una queja ante el Conseller de Interior  solicitando:

  • Que se abra una investigación interna para que se esclarezca lo sucedido y se sancione a los agentes intervinientes.
  • Realice todas las actuaciones que considere pertinentes para evitar que se repitan situaciones como la relatada.
  • Lleve a cabo sus funciones de control de la seguridad y el orden público a través de otros mecanismos más respetuosos con el derecho fundamental de reunión y manifestación que los que se derivan de la Ley Mordaza.

Asimismo anunciamos que trabajaremos duramente para lograr colectivamente la derogación de la Ley Mordaza y, en tanto no sea derogada, para que se respete el derecho de reunión y manifestación
16-02-09

Deja un comentario