Firmas por la seguridad de la abogacía hondureña

En Honduras, la abogacía es una profesión de alto riesgo. Con más de un centenar de profesionales asesinados en los últimos años, Honduras se convierte en territorio peligroso para las/os defensores de Derechos Humanos.  Una circunstancia que se ve agravada por la casi absoluta impunidad con que se perpetran tales asesinatos. El Comisionado Nacional de los Derechos Humanos (CONADEH) y el Consejo de Abogados de Honduras (C.A.H.) los cifra en un 95% de los casos.

Por este motivo, nace la campaña de recogida de firmas (¡pincha!) “Abogados de Honduras en peligro: ¡pedimos garantías para su seguridad!” dirigida al Presidente de la Repúlica. A continuación reproducimos el manifiesto que aclara los motivos de la campaña.

16-01-26 Honduras

Con motivo del Día del Abogado en Peligro, toda la Abogacía desea expresar su profunda preocupación por la situación que enfrentan los abogados y otros profesionales del derecho en Honduras. 

En un clima de intensa violencia, la pérdida de confianza en las instituciones judiciales y en los operadores de justicia se traduce en comportamientos extremos dirigidos contra los profesionales del derecho.

Desde 2010, cerca de 100 colegas han sido asesinados en Honduras por el sólo hecho de haber practicado su profesión. En la mayoría de los casos, los crímenes han sido cometidos por uso de armas de fuego y quedan impunes. Muchos abogados son diariamente víctimas de amenazas e intimidaciones.

Con el fin de preservar su seguridad, los abogados se ven obligados a tomar precauciones en sus desplazamientos e, incluso, en la selección de los casos que defienden. 

Esta situación es inaceptable y perjudica seriamente los principios esenciales de la profesión y, de manera más general, la salvaguarda de los derechos y garantías de la población.

Solicitamos a las autoridades hondureñas competentes que, en interés del justiciable y a fin de garantizar plenamente el Estado de Derecho,

  • se tomen medidas para que cada vez que un profesional del derecho sea víctima de un ataque, se proceda inmediatamente a una investigación exhaustiva e imparcial, se identifique a los responsables y se les juzgue ante los tribunales competentes, respectando los estándares internacionales en materia de debido proceso;
  • la integridad física y psicológica de los abogados y otros profesionales del derecho sea completamente garantizadas para que estos últimos puedan desempeñar todas sus funciones profesionales sin intimidaciones, obstáculos, acosos o interferencias indebidas, y en total independencia, conforme a lo dispuesto, en particular, por los Principios Básicos de Naciones unidas sobre la función de los Abogados;
  • se implementen urgentemente medidas educativas dirigidas a los ciudadanos, para informar a la opinión pública sobre la función que corresponde a los abogados en la protección adecuada de los derechos humanos y las libertades fundamentales.

¡Únase al movimiento de solidaridad con los abogados de Honduras! ¡Firme nuestra petición!