Menú Cerrar

Una candidatura contra los intereses de los grandes despachos de abogados

Pablo Elorduy . Redacción web. El martes los letrados madrileños eligen a sus representantes. Hablamos con la candidata de la Asociación Libre de Abogados. artículo original en esta web: www.diagonalperiodico.net/libertades/candidatura-contra-intereses-grandes-despachos-abogados.html
¿Qué tienen en común el despacho de abogados Garrigues, Pricewaterhouse Coopers (tanto en su división legal como su consultoría), el mayor despacho de abogados del mundo, DLA Piper, y las consultoras Deloitte, Ernst y Young, y KPMG? Diversos negocios, pensarán. También que todos apoyan la candidatura a decano del Colegio de Abogados de Madrid (ICAM) de Antonio Hernández Gil, el actual decano en funciones.
Frente a él compiten en las elecciones del martes 18 de diciembre otras diez candidaturas completas, que buscan el voto de los 65.000 colegiados con derecho a voto y en especial de los 40.000 que ejercen actualmente, ya que el voto de estos computa doble en el recuento.

“En las elecciones la participación apenas llega al 10%” explica Lorena Ruiz-Huerta, candidata de la Asociación Libre de Abogados (ALA). Ruiz-Huerta cuenta que su candidatura se financia con las cuotas de las personas asociadas, al contrario que las tres opciones que se postulan como favoritas: la de Hernández Gil, la de Javier Cremades (apoyada por el bufete Cuatrecasas y por multinacionales de la tecnología como Google o Blackberry) y la de Sonia Gumper, con apoyos corporativos como el del Instituto Superior de Derecho y Economía.
No se parte en igualdad de condiciones, asegura Ruiz Huerta, que incide en el hecho de que ALA lleva 23 años haciendo oposición, “casi en solitario” a la Junta de Gobierno, en la que el candidato principal participa desde hace años. “No tenemos millones, pero con todo creo que hay una buena repercusión en los medios debido a que presentamos un mensaje, claro, auténtico y creíble”.
En ese mensaje se incluyen los efectos que la administración de Justicia tiene sobre la ciudadanía, entre ellos la reciente ley de tasas judiciales, una ley ante la que el colegio de abogados de Madrid no se ha pronunciado, a partir de que las críticas a esta polémica normativa han llegado incluso desde el Consejo General de la Abogacía española. Ruiz Huerta critica asimismo la parálisis de los principales candidatos ante la situación del turno de oficio en Madrid y ante lo que ella considera un ataque sin precedentes por parte de la Consejería de Justicia que ha recortado drásticamente el presupuesto, que mantiene retrasos en los pagos desde hace años y ha privatizado los servicios de orientación jurídica.
La indefensión de los justiciables en procesos de desahucios, un punto que ha llamado la atención del Tribunal Europeo de Justicia, es otro de los puntos que Ruiz Huerta recalca y en el que denuncia la apatía de los grandes despachos. “No es ilegal que les apoyen grupos de poder”, explica Ruiz Huerta, “lo que es escandaloso es que se oculte quién apoya y financia; se corre el riesgo de que estos grupos económicos tomen el poder modulando las decisiones de un organismo de derecho público que tiene que servir a los fines previstos a las constituciones”.
Le preguntamos a Ruiz Huerta cómo afectan estos comicios al resto de la ciudadanía. “Es importante porque el colegio de abogados de Madrid es el que más colegiados agrupa de todo el Estado” y, como dice la Constitución, es un órgano de derecho público que tiene dos fines: “representar los intereses de los abogados y defender los derechos de la ciudadanía”. “La Junta actual sólo se interesa de los intereses de los grandes despachos y corporaciones, un porcentaje mínimo de la abogacía madrileña”.

Deja un comentario