Menú Cerrar

¿Que es ALA?

Entre sus fines estatutarios se encuentran los de velar por los intereses de los Abogada y Abogaodos en ejercicio, potenciando su figura como garantes del derecho de defensa de los ciudadanos; velar por la defensa, fomento de los Derechos y Libertades, y promover la reforma de la Administración de Justicia para alcanzar su democratización y modernización.

FUNCIONAMIENTO

Los órganos de A.L.A. son su Junta Directiva, constituida por nueve miembros renovables cada dos años, y la Asamblea General.

La nueva Junta de A.L.A. ha entrado en funcionamiento tras las últimas elecciones celebradas el 13 de Julio de 2017, en las que fue elegido Jesus Mª Benito Suena  como nuevo presidente de la Asociación.

A.L.A. tiene en funcionamiento ocho Comisiones Jurídicas de trabajo, que abarcan los ámbitos más importantes de nuestra profesión y las diferentes ramas del Derecho: Comisión de Derecho Penal, Comisión de Derecho Civil y Familia, Comisión de Derecho Laboral, Comisión de Derecho de Extranjería, Comisión de Turno de Oficio, Comisión de Derecho Administrativo y Medio Ambiente, Comisión de Relaciones con la AED y Comisión Defensa de la Defensa, dedicándose todas ellas al debate y estudio de las materias que afectan a su ámbito de actuación.

DEDICACIÓN

Desde su constitución, A.L.A. ha organizado reuniones de trabajo, conferencias, tertulias y coloquios, sola o en colaboración con otras entidades sociales.

A.L.A. siempre ha tomado postura en todos aquellos temas relacionados con el mundo de la Justicia, del Derecho y de las libertades, ya sea a través de los medios de comunicación como en reuniones con todo tipo de Asociaciones y con los grupos parlamentarios de todos los partidos políticos con representación, tanto en el Parlamento español como en el autonómico.

A.L.A., siendo consciente de la necesidad de formación continua que tenemos los abogados, así como la obligatoriedad de reciclaje continuo que nuestra profesión exige, constituyó la ESCUELA ALTERNATIVA DE PRÁCTICA JURÍDICA, desde la que se han impartido diferentes cursos que abarcan todas las materias jurídicas y dedicados al estudio de las más importantes novedades legislativas.

Los cursos se imparten sin afán de lucro y con la infraestructura del Colegio de Abogados de Madrid.

RELACIONES

A.L.A. mantiene estrecha colaboración con todas las asociaciones progresistas del Estado español, tanto de ámbito jurídico (jueces, fiscales, secretarios y estudiantes de derecho), como de carácter sindical o ciudadano (coordinadoras de barrios, de apoyo a presos o toxicómanos, ecologistas, feministas, pacifistas, asociaciones de vecinos, inmigrantes, etc).

A.L.A. es miembro de la asociación europea A.E.D. (Abogados Europeos Demócratas). AED es una federación compuesta de las más importantes y numerosas asociaciones y sindicatos de abogados ejercientes, cuyo ámbito de actuación es el de los Estados miembros de la Comunidad Europea.

En la actualidad la componen una decena de asociaciones que engloban a miles de abogados europeos pertenecientes a seis Estados diferentes: Francia, Bélgica, Holanda, Alemania, Italia y España.

Además, A.L.A. es miembro fundador de la Federación de Abogados del Estado español «Libertad y Defensa», de la que forman partes Asociaciones de abogados progresistas de todas las Comunidades Autónomas, especialmente de Cataluña, País Vasco, Navarra, Galicia, Andalucía, Comunidad Valenciana y Madrid.

ALA Y EL COLEGIO DE ABOGADOS

Frente a la posición tradicionalmente mantenida por el Colegio defendiendo la continuidad de un modelo corporativista de la profesión, en A.L.A. asumimos plenamente la función social de la abogacía centrada en la primacía del derecho de defensa de los ciudadanos y grupos sociales ante cualquier violación de sus derechos y libertades y la subsiguiente obligación colegial, permanentemente incumplida, de apoyar a los abogados frente a las obstrucciones de tal derecho y, especialmente, de las provenientes de los poderes públicos.

A.L.A. viene denunciando desde su creación la falta de democracia en el Colegio, por lo que nos hemos visto obligados a acudir en 1993,1997 y 2002 a unas elecciones regidas por unas normas escasamente democráticas, persiguiendo ganar las elecciones no para conseguir el poder, sino para poder cambiar las estructuras.

En las elecciones del 4 de Noviembre de 1997, la candidatura de ALA, encabezada por Angeles López Alvarez, consiguió el apoyo de cerca del 35% de la abogacía madrileña. En las últimas elecciones celebradas el 12 de diciembre de 2002, la candidatura encabezada por Carmen Sanchez Vidanes consiguió el 42,45 % de los votos obtenidos por el ganador, Luis Martí Mingarro, siendo la única alternativa estable y seria a la actual Junta de Gobierno

ALA se presentó a las últimas elecciones celebradas el 14 de Diciembre de 2007 con una candidatura encabezada por {Mª Jesús Diaz Veiga}}. Se presentaron diez candidatos a unas elecciones bastante reñidas, pues tras muchos años de mandato, no se presentaba el anterior decano Luis Martin Mingarro. ALA obtuvo el tercer puesto con 1.055 votos, tras Antonio Hernandez Gil, que obtuvo 3.543 votos y Javier Cremades que obtuvo 3.203. Este tercer puesto, ha sido considerado como un buen resultado habida cuenta de que los candidatos que obtuvieron los dos mejores resultados, son los que movilizaron a los grandes despachos

Cuando nos planteamos como objetivo prioritario la democratización del Colegio no nos estamos refieriendo a una abstracta reivindicación política de adecuación al mandato constitucional, sino que exigimos algo tan concreto como la devolución del Colegio a los abogados, como protagonistas y no como meros destinatarios de sus decisiones, la plena integración del mismo en la sociedad civil a la que pertenecemos y el final de la patrimonialización del Colegio de Abogados de Madrid por parte de unos pocos, de lo que puede ser ejemplo la figura de D. Luis Martí Mingarro, presente y perpetuo en las Juntas de Gobierno del Colegio de Madrid desde 1973.

Proponemos en consecuencia una profunda transformación del modelo de organización profesional y del impulso de la aprobación en un Congreso General constituyente, de un nuevo Estatuto General de la Abogacía que recoja, entre otros, los siguientes principios:

– Elección democrática de todos los órganos colegiales, con aplicación del sistema proporcional.

– La limitación de los mandatos con posibilidad de una única reelección.

– La eliminación de los actuales impedimentos de los abogados jóvenes para ser candidatos.

– El reconocimiento del libre asociacionismo de los abogados dentro y fuera del Colegio

– El aseguramiento de los derechos participativos de las minorías, eliminando las actuales restricciones que impiden su ejercicio.

– La supresión de la figura del abogado no ejerciente.

– La creación de una Comisión, elegida por Asamblea de los abogados adscritos a los diferentes turnos de oficio, para el seguimiento de los problemas derivados de los mismos.

– La creación de una Comisión Mixta de los profesionales y de los órganos y departamentos de las Administraciones Públicas competentes para la elaboración de un proyecto de Ley Orgánica que garantice el derecho constitucional de defensa gratuita y el derecho de los abogados a una retribución equitativa, asegurando la eficacia y calidad del servicio.

Deja un comentario