Presupuestos ICAM: 3 millones de opacidad

¿Por qué estamos en contra de los presupuestos 2016 del ICAM? La falta de transparencia y la dotación de partidas destinadas a intereses ajenos a las/os colegiadas/os caracterizan la política de inversión del Colegio.

Los presupuestos de cualquier institución no proponen sólo un plan económico para el ejercicio entrante. Son, sobre todo, el reflejo de los propósitos y principios éticos de quienes los diseñan. Suponen una declaración de intenciones que compromete el patrimonio del Colegio con unos fines u otros, con unos interlocutores u otros. Por este motivo es precisa una perspectiva crítica a la hora de analizar las proyecciones de futuro que esconde cada partida y, al hacerlo, tener presentes cuáles son los fines de nuestro Colegio profesional.

Los números sin letra no dicen nada

La primera cuestión que llama la atención es la falta de transparencia de multitud de conceptos. Proliferan las asignaciones de dinero a fundaciones y organismos cuya naturaleza resulta extraña a la mayoría de colegiadas/os. Mencionamos a la UIBA (31.650 €, p. 26); la Fundación de Responsabilidad Social (70.000 €, p. 26) o la Fundación MedialICAM (165.000 €, p. 26)  entre otras.

Esta opacidad se ve agravada por el hecho de que desconocemos la existencia y contenido de los convenios firmados por el ICAM con estas instituciones; tampoco sabemos quién sufragará los gastos del personal asignado a su desarrollo diario ni en qué beneficia al conjunto profesional la existencia de estas fundaciones. Desde ALA hemos solicitado conocer esta documentación que no se encuentra a disposición de todas/os en la web del Colegio.

Un misterio de tres millones de euros

En una nota de la Junta de Gobierno se nos indica que <<debemos resaltar la importancia de la puesta en marcha en un periodo de tiempo plurianual, de un proyecto tecnológico que ha de ser capaz de cambiar la manera de trabajar de Colegio y colegiados de forma más eficaz y moderna. La cifra de inversión total estimada es de 3.000.000 euros en un período de 3 a 5 años>>.

Esta es la primera noticia que tenemos sobre el llamado “Proyecto Tecnológico” cuyo contenido y desglose presupuestario (conceptos e importes) desconocemos por entero. La idea, dotada con nada menos que TRES MILLONES DE EUROS, supone no sólo un gasto (no señalado) para el año 2016 sino un compromiso para los próximos cinco años.

15-11-14 Dinero

Inversiones para quién

Antes decíamos que una lectura trascendente de los presupuestos revela en los intereses de quién se está pensando. Y por todas/os es sabido que “dos noticias, comparadas, son más ilustrativas”. En este sentido, los presupuestos revelan una mayor preocupación por la promoción de cursos dirigidos a la empresa privada que a la prestación de servicios de asistencia a la ciudadanía necesitada de asistencia legal. De ejemplo, sirva mencionar el mal llamado “Proyecto de Derechos Humanos” (enfocado a la empresa) dotado con 80.000 € frente a la asignación ridícula de 9.500 € que se lleva el Servicio de Orientación Jurídica en materia Hipotecaria y del que, por cierto, se ha presumido tanto en el año anterior.

En definitiva, éstos son sólo algunos ejemplos de la falta de transparencia de los Presupuestos 2016 que, un año más, dibujan una senda hacia la mercantilización de la institución, que se desvía de la defensa de los fines del Colegio (art. 3 del Estatuto) y de las preocupaciones de la abogacía de a pie.

Deja un comentario