En defensa de los Derechos Humanos y la Justicia Universal también en EEUU

Nuestra responsabilidad institucional como letradas y letrados de ALA, nos lleva a denunciar las medidas impuestas por la Administración Trump que vulneran las normas más básicas de protección de los derechos humanos y fundamentales de las personas migrantes.

Expresamos nuestro apoyo a las protestas de la propia ciudadanía estadounidense que ve cómo se vulneran su Derecho Constitucional a la no discriminación, a la liberta de religión y pensamiento, a no ser discriminados en función de su raza, condición o pensamiento. A no sufrir torturas ni tratos denigrantes, porque la dignidad de las personas ha pasado de ser un principio a un derecho inalienable de los seres humanos por su condición de tales, y así se reconoce en los Tratados Internacionales vigentes que ha suscrito USA.

Sabemos desde nuestro País y la UE el dolor, el sufrimiento que causa la injusticia de no reconocer el derecho de asilo y la protección internacional, a imponer vallas y concertinas que separan Países y personas sólo por su status económico. Nuestro País lleva sobre sí sendas condenas por no investigar casos de torturas acreditadas, y no reparar a las víctimas sancionando a los culpables, largo ha sido el camino emprendido por los defensores de los derechos humanos y arduo el trabajo que seguimos realizando, porque los derechos humanos algún día sean el valor principal de protección de todas las personas indefensas.

La  Administración Trump se ha encontrado con nuestros compañeros de la UCLA, letradas y letrados que asumen junto a la ciudadanía, la defensa de los derechos civiles de los ciudadanos residentes legales afectados. Lo mismo que parte de la Judicatura y la Fiscalía han hecho lo propio en defensa del Estado de Derecho en USA.

Desde ALA entendemos que es imprescindible la movilización de toda la comunidad jurídica y de la sociedad civil en defensa de los derechos humanos en USA, en un mundo globalizado las consecuencias de tales vulneraciones causarán un efecto inmediato en la UE.

Por ello instamos.

– A los poderes públicos en España y la UE, a la defensa de los derechos humanos como valor fundamental de un Estado de Derecho, y declarar que su vulneración por USA es una conducta claramente denunciable ante los Tribunales Internacionales.

– A reconsiderar los Acuerdos sobre Refugiados que vulneran sus derechos humanos.

–  A la Administración Central y las Autonómicas  a impulsar la defensa de la dignidad de las personas, por su condición de tales, denunciar que las vallas y muros sólo favorecen a los poderosos, y mantienen situaciones de injusticia social.

- A denunciar que sin justicia universal, y social se apoya  un abuso de poder por parte de los Poderes Públicos, en clara vulneración del Art. 1.1º de la Constitución, por el que España se constituye en un Estado Social y Democrático de Derecho.

– A apoyar las medidas de la ciudadanía para defender los derechos humanos, hoy más que nunca en grave riesgo por una Administración Trump y sus seguidores en la UE de ideología claramente fascista, porque la inacción es complicidad, y porque la defensa  de la Justicia es tarea de tod@s.

En Madrid, a 1 de febrero de 2016

La Junta de ALA