Concentración ante el Juzgado de lo Social nº 36 de Madrid el 25 de abril de 2017 a las 9.30 horas, en solidaridad con Aisha.

             El día 2 de febrero de 2017 Aisha, trabajadora marroquí sin permiso de trabajo, fue detenida en la sede de los Juzgados de lo Social de Madrid a instancia de la titular del Juzgado de lo Social nº 36, Dª Patricia Valle Lorenzo.

              Aisha trabajaba desde julio de 2016 en un asador de Galapagar, sin alta en la Seguridad Social ni nómina, trabajando cuatro horas al día de miércoles a sábados y tres los domingos y recibiendo 380.- € mensuales.

              El 7 de octubre, trabajando en la cocina del asador, tiene un accidente de trabajo por el que sufre la amputación del dedo anular de la mano derecha y el 10 de octubre es despedida. Ante ello decide presentar una demanda contra la empresa que es turnada al Juzgado de lo Social nº 36 de Madrid que cita el juicio para el 2 de febrero de 2017.

              Ese día Aisha comparece ante el Juzgado y en el trámite de conciliación, previo al juicio la empresa le ofrece inicialmente 1.700.- € y posteriormente 3.000.- €. Aisha no acepta el ofrecimiento, por insuficiente, y porque una sentencia en la que quede acreditado su trabajo puede ayudar a su residencia legal.

              La sorpresa viene cuando la titular del Juzgado la insiste en que acepte la conciliación pues, caso contrario y dado que no tenía permiso de trabajo llamaría a la Policía para que la detuviera pues estaba en España de forma irregular. Ante la negativa de Aisha a aceptar el acuerdo que se le ofrecía, la Jueza ordena llamar a la Policía que acude al Juzgado y detiene a Aisha a la que se traslada a la comisaría de Moncloa- Aravaca y se le inicia un expediente sancionador a instancia del Juzgado de lo Social nº 36.

              ALA considera muy graves los hechos expuestos, los trabajadores extranjeros, aunque carezcan de los permisos necesarios, tienen los mismos derechos laborales, a indemnización, salarios, protección social, etc. que los demás, según declara el Tribunal Supremo en sentencia de 16 de noviembre de 2016, “…esa protección debe garantizarse también a los trabajadores extranjeros aún cuando carezcan de autorización para prestar servicios en España pero, pese a ello, los han venido prestando efectivamente”, el que una trabajadora acuda a los Tribunales en defensa de sus derechos y acabe detenida a instancias de la Jueza que se los debe garantizar es impropia de un Estado de derecho.

              El próximo 25 de abril se celebra el juicio, que se suspendió por los hechos relatados, en el Juzgado de lo Social nº 36 de Madrid (C/ Princesa nº 3, 9º piso) a las 9,30 h. y la Comisión de derecho laboral de ALA convoca a una concentración en solidaridad con Aisha y con todas las personas trabajadoras emigrantes que defienden sus derechos.

                Comisión de Derecho Laboral de la Asociación Libre de Abogadas y Abogados. ALA