ALA reclama la derogación de las tasas judiciales

logo_ALADesde la Asociación Libre de Abogadas y Abogados (ALA) siempre hemos entendido que la lucha contra las tasas no es una lucha de la abogacía, sino que es una lucha de la ciudadanía en defensa de los servicios públicos.
El Gobierno entiende la Justicia como una carga y desde esa óptica lo que trata de hacer es reducir el acceso a uno de los servicio públicos que configuran la administración como un estado social y de derecho. la Justicia es un servicio público y como tal una obligación de la administración proveer un sistema de garantías y derecho para la ciudadanía. No estamos ante una carga del estado sino ante un derecho de la ciudadanía.
No lo entendió así Gallardón y dimitió. Ahora su sucesor, no hace otra cosa más que alargar la única solución posible: La derogación de las Tasas. La reciente reunión del Ministro con el Consejo de la Abogacía no ha servido para nada más allá de indicarnos que continúa estudiando una posible modulación de la ley de tasas.
Desde ALA siempre hemos estado en contra de la obligatoriedad de la colegiación de los abogados y las abogadas, y lo ocurrido el viernes en la reunión no nos hace más que reafirmarnos en nuestro rechazo a esta obligatoriedad. Si para algo deberían servir los Colegios y el Consejo es en estos momentos, para mantenerse firmes en la defensa del estado social y de derecho. No es un problema de cordialidad ni de formas, es un problema de fondo.
Las tasas forman parte de una filosofía de entender los derechos de la ciudadanía como cargas del estado y no como elementos esenciales de la democracia y por tanto como elementos no negociables. Y esto se ve reforzado ahora que el Ministerio de Justicia reconoce desconocer el destino de los 512 millones recaudados con las tasas judiciales
La comisión de tasas de ALA continuará en este frente que es una lucha de todos y todas por la consecución de una sociedad libre y con derechos.